Y tú, ¿cuán bravo eres?

“Siempre me he sentido escindido en estos mundos; había que escindir parte de uno mismo. Negociar ser hombre en distintos lugares exige diferentes comportamientos y valores de masculinidad. En el barrio de la Ciudad de México te piden entrarle a los madrazos por el honor de la banda, incluso terminas siendo empujado a probar tu hombría contra tus amigos. Llegaba al campo, a tan solo unas horas de la ciudad, y la fuerza y la valentía se medían también aunque de otras formas; si no te montabas a un toro, no eras suficientemente hombre. Pero una vez en Europa, en medio de un grupo de hombres “educados”, digamos estudiantes universitarios o jóvenes considerados progresistas de izquierdas, ves que si no te ríes del chiste más sexista, el resto lo entiende como una traición al grupo. Y no se diga alguna subversión más grave como asumirte hombre feminista porque esa sí que ni la entienden, ni la perdonan…”

Danza-MArimba-y-Toro-1_Jackson-Guadamuz-800x528

artículo completo en español

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s