smoke rising from the syrian town of kobani

Cierto que no se conocen otros seres, a parte el ser humano, que hayan creado las guerras y su negocio. Cierto que en la historia de la humanidad, se da una serie larga de guerras. No obstante, en la misma historia de la humanidad se conoce la Satyagraha de Gandhi, asi como a un Danilo Dolci en Italia, el Hoʻoponopono en Polinesia, el Ubuntu en las sociedades africanas…
Las guerras deshumanizan a las personas. Urge agarrarse a lo que nos queda de humano y empezar a sanar!

paulo aillapan

kobani-syria

Una mujer levanta los brazos en un gesto que es el anticipo de un abrazo o de lo que nuestra experiencia nos dice que es un saludo. O una despedida. Las pinturas de los maestros del claroscuro nos enseñaron que ese gesto es también una señal de dolor. Los brazos de la Magdalena a los pies de la cruz. Los brazos de María con su hijo muerto. Un grito cuyo sonido lo ejecutan unos brazos que imploran a lo alto.

Una mujer levanta los brazos y ese abrazo o saludo sólo tiene por destinatario la nada. El silencio, tal vez. El vacío. El dolor de una mujer de una pintura de Caravaggio. O lo que deje esa masa de humo, que -imaginamos- es el cuerpo de unas llamas que devoran parte de un casa, de una calle, de una ciudad, a fin de cuentas, unas llamas que devoran una vida…

View original post 249 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s