Humanidad 2050: Haciendo las Paces con Nuestros Futuros*

*El titulo del discurso de Johan Galtung en el encuentro de WSFS en Bucarest: Humanidad 2050-Haciendo las Paces con Nuestros Futuros.

¿Con un presente tan inestable e incierto, cómo será nuestro futuro? ¿Y el futuro de nuestros hijos? Son preguntas que miles de personas se hacen casi a diario, pero ¿cuántos sabemos que hay personas que se dedican a investigar el futuro? Y, más importante aún, ¿el futuro de quién estudiado por quién? No se trata de clarividentes ni de profetas, sino de académicos y profesionales que estudian el pasado y el presente para poder prever e incidir en el futuro. De nuevo: ¿quién y para quién? Hay distintos grupos, organismos, eruditos, algunos de ellos visionarios.

La semana pasada, en mi ciudad natal, se celebró la 21a Conferencia Mundial de la World Futures Studies Federation bajo el título “La Investigación Global e Innovación Social: Transformar los Futuros”, con el anhelo de centrarse en la importancia de la innovación, más allá de la innovación tecnológica, en palabras de la Dra. Jennifer GIDLEY – presidenta WFSF: “a través de un amplio espectro de ámbitos sociales y culturales”.  La pregunta de la Dra. Gidley en su discurso de bienvenida era: “¿Estamos innovando socialmente, culturalmente de una manera que va a crear los futuros que queremos- futuros que beneficien a todos, no sólo a unos pocos?”

WSFS es una ONG que se concibió el año cuando yo nací, en la ciudad en la que nací y viví tres cuartas partes de mi vida. Por ello, este encuentro me llama la atención de una manera especial. WSFS es una organización transnacional y transdisciplinaria que reúne eruditos, investigadores, activistas y profesionales de distintos países y ámbitos aportando al campo de los estudios de futuros — en plural, para contrarrestar la idea de un sólo futuro posible y abrir el campo de estudio para imaginar y crear futuros alternativos y preferidos. Y este es otro aspecto que me llama la atención: el respeto para la diversidad de visiones sobre el mundo, sobre el futuro, y la confianza –legítima y empíricamente sustentada– de que nuestras acciones (e inacciones) presentes tienen un peso importante en nuestros futuros y en los futuros de los demás.

Sabiendo que hay una rama de la ciencia (¿o del arte?), en fin, una disciplina que lleva alrededor de medio siglo estudiando cómo evitar o acelerar tendencias y/o eventos en el futuro, ¿cómo queda el fatalismo? ¿El destino está escrito o está en nuestras manos? ¿O las dos cosas y más: está escrito que el destino de todos y todas está en manos de todas y todos nosotros, incluyendo la Naturaleza? Sin ahondar más en esta reflexión metafísica, y para una perspectiva de mayor precisión y claridad, les propongo leer el discurso de Johan Galtung en el encuentro de WSFS en Bucarest: Humanidad 2050-Haciendo las Paces con Nuestros Futuros. Una alocución cargada de saber y sabiduría en sintaxis noruega que sintetiza macro historia, geopolítica, cosmologías, y mucho más en clave de paz. Futuro-pasado- negativo -positivo, futuros preferidos desafiando un pronóstico de futuro bastante inquietante y algunas posibles terapias para “inclinar lo pronosticado hacia lo preferido”.

Advertisements